Lo que ha marcado a la gran mayoría de los estudiantes y a muchos docentes es el devocional diario. Tal vez muchos dormitaban en ese momento, otros presentaban sus peticiones, algunos lo alargaban con preguntas…aún lo hacen quizás, pero, fieles al deber y privilegio del creyente cada día nos presentamos ente Él para entregarle nuestra devoción y para pedir su sostén.

Que no sea nunca sólo una costumbre sino un acto de amor y reconocimiento al Creador de todo. 

“Oh Jehová, de mañana oirás mi voz, de mañana me presentaré delante de ti y esperaré”.

Salmos 5:3



Lo que ha marcado a la gran mayoría de los estudiantes