La navidad es tiempo de reconciliación y perdón. Y no es invención humana, nace del deseo de Dios de perdonar la incredulidad del ser humano  y entregarle la oportunidad de reconciliarse con Él, para ello llegó Jesús. ¿Cuánto más nosotros debemos buscar la reconciliación con los que nos han ofendido, con nuestros seres queridos o con amigos alejados? Las relaciones interpersonales no son perfectas, ya que está conformada por seres humanos con sus imperfecciones y carencias, por ello es necesario dejar fuera resentimientos y dolores, perdonar y ser perdonados para vivir una verdadera Navidad.


Devocional Navideño